Blog | Marimar de Alava

Μαθήματα Ισπανικών | Ισπανικά Online

El Flamenco. Patrimonio de la Humanidad 5

Andalucía celebra en estos momentos que el flamenco haya sido elegido Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ha dado el sí esta vez al arte jondo y lo ha incluido en la lista de manifestaciones que forman parte del Patrimonio de la Humanidad. La Unesco rechazó en 2005 que el flamenco obtuviera esta denominación.
Cinco años más tarde, la Unesco se ha hecho eco en su reunión de Nairobi (Kenia) de la propuesta presentada por España y promovida por la Junta de Andalucía y los Gobiernos autonómicos de Extremadura y Murcia. En Nairobi se reúne la Comisión del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
En la reunión del 16 de noviembre  de la Unesco se valoraron 47 propuestas procedentes de distintos países.
España ha presentado este año a la Unesco cinco candidaturas a Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Tres han sido presentadas en exclusiva por España (el flamenco, el canto de la Sibila de Mallorca y los castells catalanes) y dos compartidas con varios países (la dieta mediterránea, junto a Grecia, Italia y Marruecos, y la cetrería, junto a los Emiratos Árabes Unidos, Bélgica, República Checa, Francia, Corea, Mongolia, Marruecos, Qatar, Arabia Saudí y Siria).
Más de dos millones de andaluces se han sumado a la iniciativa a través de las mociones de apoyo aprobadas en sus Ayuntamientos y más de 30.000 personas de 60 países se han adherido a través de Internet. A esto se suman centenares de cartas de apoyo de colectivos y artistas para que el flamenco fuera Patrimonio de la Humanidad.
En el documento presentado a la Unesco se recalca que “el flamenco es una expresión artística producto del cante, la danza y la música” y que “es la más significativa y representativa manifestación del patrimonio cultural inmaterial del sur de España, representando una aportación única de la cultura española en el mundo”. También incide en sus funciones sociales: el flamenco da identidad a comunidades, grupos y personas; aporta ritos y ceremonias de la vida social y privada; y crea un vocabulario y corpus de expresiones.
Fuente: El País
Os presento un video de Sara Baras.

5 comments

  • senora.A says:

    Podría analyzar mis pensamientos sobre este baile sin parar!!Estoy una gran admiradora de la musica gitana…Del producto de una cultura muy directa , expresiva , intensa y humana… una musica de personas simples y expresivos a(o por) personas sensibles..
    cada raza , o etnia crea su baile conforme a su mentalidad y sus particularidades…Y los elementos que elige expresar por (a traves de) su baile son su alma…
    flamenco puede ser alegre o doloroso….pero su s movimientos ,para mi, siempre muestran que las personas que pueden bailarlo han dado quenta del dolor..
    Entonces pueden sentir el dolor…llorar a traves de sus cuerpos…o al contrario rechazarlo y disfrutar la vida libre…como los gitanos..
    Un baile alegre es otra cosa de un baile alegre con la consiencia de dolor..
    Todo esto me parece como una manera de persepcion de la vida muy sabia..

  • Maria says:

    En un reciente viaje a España tuve la suerte de ver un show de flamenco. Me encantó la pasión de los bailaores, cómo se movían al ritmo de la musica, como si nadie los viera, casi viviendo un momento único para ellos. No creo que alguien que no sea andaluz pueda bailar de esa manera porque a ellos se les sale del corazón. En el flamenco está cerrado el alma de Andalucía, es una expresión viva de los problemas, las agonias y las alegrias de la gente que ha caracterizado no solo una región sino un país entero. Es uno de los regalos más importantes que España ha obsequiado al mundo y por eso merece ser honrado con el nombramiento como Patrimonio de la Humanidad.

  • Μaría del Mar de Alava Polo says:

    Supongo que lo dices como experta en baile que eres….

  • stavroula says:

    un baile maravilloso,muy muy dificil y con mucha historia tambien!!

Leave a Reply